3 de diciembre de 2010

Detestables ll


Haciendo un poco de memoria a lo largo de estos casi 28 años, me dí cuenta que hubo cosas que siempre detesté y que sigo detestando.
El post anterior de este tipo se llamó "Detestables", así que seguimos con el mismo estilo, pero numerando. (si quieren recurrir a la primer entrada de este tipo, se llamó "Me molesta", digo, para los que tienen ganas de comprobar cuán odiosa puedo llegar a ser).

Así empieza la lista:

- Los que, en auto, se creen que nadie los ve, y se llevan el dedo hasta el cerebro sacándose los mocos en el semáforo.

- Los que hacen ruido cuando comen, o peor, comen con la boca abierta.

- Los que se tragan los mocos desde la nariz, haciendo esa sonora acción de escupitajo interior.

- Las pendejas que se piensan que la cámara fotográfica sirve solamente para autosacarse fotos haciéndose los gatitos (siempre con la misma mueca y seguramente en el baño) y después ponerla de perfil en el FB.

- Los que se zarpan en faltas de ortografía.

- Los tipos histéricos. Son peores que las mujeres. (y esto merecería un post aparte).

- Las mujeres gato que se le acercan a los tipos a sabiendas de que están con alguien.

- Los que se hacen los vivos para quedar bien, y son los más gansos del grupo.

- Los albañiles degenerados.

- Los idiotas amigos del bicicletero (del tipo, no del armazón de fierro) que está a la vuelta de mi casa.

- Tener ganas de mandar a la gente a la conch@ de su madre, y no poder. Por ética, por relación, por la mierda que sea.

- Mi imaginación desbordante e ilógica.

- No ser invisible.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si bien es perfectamente entendible detestar las cosas que mencionás, creo que hay que aprender a ser tolerante, sobre todo con algunas cosas que mencionás que no representan un daño hacia nadie... Porque quizás si le das demasiado peso a esos detalles que no te gusten de alguien, podés llegar a perderte de un montón de cosas buenas que tiene guardada esa persona. Digo, si es que prejuzgas a una persona por ciertas actitudes que no te gustan y eso te impide seguir conociéndola o relacionarte con ella. No se si se entiende... estoy medio dormido todavía como para materializar por escrito mis ideas... jaja
Saludos de alguien que se suele rascar el cerebro por la nariz cuando para en un semáforo.

Ale dijo...

Ojo! Quizás lleve a la confusión que la entrada se llame como se llama, parece que lo único que hiciera es detestar esas cosas mínimas, pero es que poner las cosas que amo no tiene gracia o por lo menos todavía no se la encontré. Estos detalles que me molestan no quieren decir que no aprecie otras cosas de esas personas, mi novio mismo hace alguna de estas cosas y lo amo igual! Y no es prejuzgar, es simplemente decir lo que me provoca, más allá de estos detalles hay miles de cosas importantes que no nombro...Igual soy media "Tolerancia cero", jaja! Eso debería practicarlo un poco...
Gracias Pablo!